GREENWASHING

Grandes corporaciones se tiñen de verde para mejorar su imagen, pero siguen llevando a cabo una política antiecológica. En muchos casos, las empresas ofrecen una imagen limpia, y por otro, contaminan en países donde no existen mecanismos de control o donde las leyes ambientales son más permisivas. Este es el caso de las multinacionales japonesas como NTT, Gas de Tokio o Tokio Fuerza Eléctrica, que reciclan su papel, mientras financiaron la desforestación del sudeste asiático, que pasó de tener 249 millones de hectáreas de bosque en 1990 a 60 millones en la actualidad, y además siguieron expoliando la selva amazónica. También existieron casos como el de Elf Atochem, en Francia en 1995, que frenó la producción de CFC (clorofluorocarbonos) en Lyon y la duplicó en su filial española.

Uno de los  casos de maquillaje ambiental que más me ha llamado la atención por ridículo y contradictorio, aparecía en la página web de una empresa en el año 2005.  No implicaba para nada a la empresa a ningún nivel  pero en cambio comunicaba sensibilidad ambiental. Estoy hablando de la página web de la petrolera Shell (“Shell con la naturaleza”, como eslogan) en la que se recomienda una serie de rutas de gran encanto ecológico para realizar a pie…

A continuación incluyo la ficha descriptiva de uno de los programas Greenwashing que he considerado más interesantes.

EMPRESA: Nespresso

PROGRAMA: Ecolaboration

AÑO DE LANZAMIENTO: 2009

DESCRIPCIÓN: ofrece la posibilidad a los clientes de devolver las cápsulas de aluminio usadas en sus  tiendas para encargarse de que sean recicladas.

WEB: http://www.nespresso.com/ecolaboration/

DETALLES: Nespresso no puso en práctica el ecodiseño a la hora de crear las cápsulas. Al mezclar el aluminio, la laca alimentaria y café, la capsula se transforma en un residuo no reciclable por los canales habituales.

Se podría haber encargado de lanzar productos que redujeran la generación de residuos y en los que se puedieran separar de forma sencilla todos sus componentes para ser reutilizados o reciclados, no al contrario.

Nespresso, cuando las críticas empezaron a llover, se puso manos a la obra y lanzó una campaña donde, realmente, podemos ver un intento de Green Wash. En este caso, y tras el toque de atención de los consumidores, la marca de Nestlé ideó Ecolaboration, un plan a través del cual pretende mostrar su “lado verde”, con acciones como dar la posibilidad a los clientes de devolver las cápsulas de aluminio usadas en sus 26 tiendas para encargarse de que sean recicladas.

Las capsulas que sí se consiguen recoger son trasladadas hasta una planta de Igualada (Barcelona), donde se separa el café para realizar compost con otros residuos orgánicos y el aluminio es enviado a otra instalación próxima del mismo grupo para refundirlo y venderlo a otras compañías.

Incentivan a este consumidor que les ayuda a lavar su imagen poniendo a la venta un contenedor con capacidad para 100 capsulas al precio de 20€, para que el consumidor tenga en casa, vaya almacenando y luego lleve a la tienda Nespresso.

Material consultado:

Viñolas, Joaquim (2005). Diseño Ecológico. Art Blume, Barcelona.

http://www.nespresso.com/ecolaboration/

http://www.elblogalternativo.com/2010/09/15/nespresso-sobre-el-reciclaje-de-sus-capsulas-de-aluminio-y-su-politica-%C2%BFpuro-green-wash/

http://sinsofgreenwashing.org/

Carolina Guerra Romero

One response to “GREENWASHING

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s